Tras mucho reflexionar e intentarlo por fin me he decidido a poner en marcha este nuevo proyecto. ¿Y qué mejor forma que comenzar con una receta sencilla que guste a todos? Con ingredientes que en su mayoría se pueden encontrar en casa, puede llegar a gustar hasta al menos “dulcero” de la casa tal y como ocurrió en mi caso.

No es la primera vez que intento hacer públicas mis hazañas culinarias, sin embargo nunca he llegado a convencerme del todo y dar el paso, pero esta es la definitiva. Sin más os doy la bienvenida a este espacio donde publicaré mis aventuras reposteras y fotográficas, que espero mejoren con el tiempo.

El blondie, como muchos sabrán ya, es una variante del brownie sólo que en este caso es de color claro o “rubito” según su traducción. En la receta son de limón y coco, pero podemos encontrar muchas variantes siendo el de chocolate blanco el más común. Éstos han quedado con un sabor muy suave y una buena armonía entre el limón y el coco, dándole el toque perfecto para casi crear adicción.

Os cedo paso a la receta, ésta basada en la de la web que os muestro a continuación. Espero que os animéis a probarla porque no os arrepentiréis.

Fuente: www.taste.com.au

SONY DSC

(Blondies de limón y coco)

Raciones: sobre unos 15 (depende del tamaño del molde o de las raciones a cortar)

Ingredientes:

  • 250 gr. de mantequilla
  • 430 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • 225 gr. de harina
  • 85 gr. de coco rallado
  • 3 cucharaditas de ralladura de limón
  • 60 ml. de zumo de limón
  • Azúcar glass para decorar

Preparación:

Precalentamos el horno a 180 ºC. Preparamos un molde de aproximadamente 20×30 cm con papel de hornear cortando dos tiras una de 30 cm de ancho, otra de 20 y de largo ambas que sobresalgan un poco del molde al colocarlas en el fondo.

Calentamos la mantequilla en un cazo a fuego medio. Una vez derretida quitamos del fuego, añadimos el azúcar y mezclamos. Añadimos los huevos uno a uno mezclando entre cada uno y batimos hasta que quede una mezcla brillante.

Echamos la harina y batimos hasta que quede todo bien mezclado. Incorporar la ralladura de coco, del limón y el zumo. Una vez nos quede una mezcla homogénea repartimos sobre el molde ya preparado.

Horneamos durante 30 minutos o hasta que al pasar un palillo éste salga limpio.

Dejamos que el blondie se enfríe completamente en el molde y cortamos en cuadraditos. Decoramos finalmente con azúcar glass.

Notas:

Es recomendable que los ingredientes estén a temperatura ambiente a la hora de preparar la receta.

A la hora de decorar también podéis hacerlo con una glasa, mezclando azúcar glass, leche y un poco de extracto o zumo de limón.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.